Para no perderse en Oxford

He pasado cuatro meses en Oxford. En esa ciudad que parece de cuento, de Alicia en el país de las maravillas y de Harry Potter. Una ciudad invadida por el ambiente de los 38 Colleges de la Universidad de Oxford y por un idioma inglés de acentos variados provenientes de todos los continentes.   He disfrutado explorando la ciudad y cada rincón que he descubierto me parece simplemente encantador.

Museos, bibliotecas, iglesias, casonas, jardines, parques, tiendas, bares, y lugares que a veces no sé qué son. Pero están ahi, en cualquier calle, con una historia para contar.

Llegué como visitante académica -eso dice en mi carnet del Green Templeton College de la University of  Oxford- para hacer una investigación en el Reuters Institute for the Study of Journalism (RISJ). Mis días -según mi estatus académico- transcurren entre seminarios, bibliotecas, reuniones con mi supervisor, entrevistas y la redacción de mi investigación. Pero no todo ha estado dedicado a mis sesudos pensamientos. También he tenido tiempo -como dice James Painter, director del Journalism Fellowship Programme del RISJ- para salir, recorrer lugares, juntarme con amigos y disfrutar de Oxford.

Green Templeton College

Mi college, el Green Templeton

Anuncios