DSC_4797Primero dijeron que a las 8:00 p.m. Luego un aviso en las pantallas de la sede de la #COP20 indicaba que a las 10:00 p.m. se harían anuncios. Un poco después de la hora señalada, se cambió nuevamente la hora de los anuncios para las 11:30 p.m. “El Presidente solicita su paciencia por la hora adicional” se leia en los monitores.

Un nuevo aviso surgió al bordear la medianoche, indicando que a la 1:00 a.m. se realizaría una sesión en la sala Cusco, para luego dar paso a la plenaria de clausura, ya con un nuevo borrador de texto que se publicó pasadas las 2:00 a.m.

Pero la sesión final ha quedado suspendida hasta hoy sábado 13 de diciembre, por la mañana, reunión que se iniciará a las 10:00 a.m.

Mientras tanto, podemos ir leyendo el texto y siguiendo el twitter de los noctámbulos que seguían posteando los detalles de la reunión hasta después de las 3:00 a.m.

Anuncios

15820264527_0619b4c530_k
Lima amaneció gris hoy. Luego de varios días de Sol, el cielo nublado apareció nuevamente en el último día de la COP20. Se presentó tan gris como las negociaciones de la cumbre climática en las que no se le vislumbra un acuerdo entre todos los países, de tal forma que beneficie al planeta y en consecuencia a nosotros, sus habitantes.

Ya pasaron las 6:00 de la tarde y no hubo brindis con pisco sour como anunciara hace unos días el ministro del Ambiente de Perú y presidente de la COP20, Manuel Pulgar Vidal. Algunos ya se marchan de regreso a sus países, mientras los delegados se toman un receso antes de continuar hasta -según se comenta por todos lados- la madrugada del sábado.

Y mientras, en Voces por el Clima, las agrupaciones indígenas que aún permanecen en Lima ya hablan de la COP21, en Paris, de cómo llegarán, de las acreditaciones, y de los preparativos para la agenda del 2015.

Nota 2 - foto 1¿Cuál es la situación del planeta en cuestión de cambio climático? La temperatura ha aumentado 0.85°C desde la época preindustrial, y aunque esta cifra parece ínfima, en realidad nos estamos acercando aceleradamente a la temperatura límite de 2°C, de la que no debemos sobrepasar para asegurar la preservación de la especie humana.

Sin embargo, científicos como Stuart Scott, subdirector general del International Ecological Safety Collaborative Organization, advierte que llegar a esos dos grados es demasiado, aún 1.5ªC es muy alto, pero con un 80% de posibilidades de sobrevivir.

“Estamos a menos de un grado y ya vemos el colapso de los glaciares. El problema ya no se puede resolver pero podemos ganar tiempo reduciendo el consumo de los combustibles fósiles”, asegura.

Para muchos, hablar del deshielo del Ártico puede no tener importancia, pues pareciera que está demasiado lejos como para afectarnos. Sin embargo, sus efectos se presentan alrededor del planeta, pues significan la emisión de toneladas de metano, un gas de efecto invernadero más potente que el dióxido de carbono. El deshielo también ocasiona el crecimiento del nivel de los mares lo que está agudizando las inundaciones en pueblos y ciudades costeras.

Pero aún hay más. El cambio en la temperatura del planeta nos está conduciendo a una variación drástica en las tierras de cultivo. La tendencia -explica Scott-  es que los terrenos actuales para producir alimentos ya no servirán para la siembra.

“Mi predicción es que para la mitad de la centuria lo que quede de la humanidad se tendrá que mover cerca de los polos norte y sur. A Rusia, Canadá, Alaska, Escandinavia. Quedaran pocas áreas para los cultivos. La presión migratoria será inmensa, pero también se presentará la presión de no tener tierras disponibles para los cultivos de alimentos. Los terrenos cercanos al Ecuador donde ahora se cultivan los alimentos, ya no serán productivos”.

¿Y cómo hemos llegado a esto? pues con un sistema que nos empuja a seguir creciendo en términos monetarios. Los gobiernos siguen en una carrera por un crecimiento económico sin reconocer que el planeta está exhausto y que no se puede crecer por siempre.

La esperanza en Lima es que los acuerdos signifiquen una reducción real de gases de efecto invernadero para frenar el calentamiento global, aunque la fecha para la aplicación de estos acuerdos está prevista recién para el 2020.

Nota 1

Son doce días de reuniones, conferencias, exposiciones, charlas, y todas las actividades que se puedan pensar para llamar la atención sobre lo que conocemos como cambio climático. Es decir, las variaciones que se están presentando en la temperatura del planeta y que están causando serias perturbaciones en la vida de todos nosotros.

Y así, desde el 1 de diciembre, expertos de 195 países se están reuniendo en Lima para asistir a la Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas para Cambio Climático, o mejor dicho, COP20, que se realiza en el Cuartel General del Ejército del Perú, conocido como Pentagonito.

¿Y de qué se habla en estas reuniones? El objetivo es plantear un borrador de los acuerdos de las naciones para frenar el avance del cambio climático, para lo cual se deberá llegar a un compromiso para reducir las emisiones de dióxido de carbono y gases de efecto invernadero a nivel mundial, pues el exceso de estos en la atmósfera está causando lo que conocemos como calentamiento global. Además, se conversa sobre tecnologías limpias, ciudades sostenibles, entre otros temas relacionados al calentamiento del planeta.

Aquí en Lima solo se elaborará el borrador, pues la firma del acuerdo final se dará en París, Francia, el próximo año, cuando se realice la COP 21.

Parece complicado entender lo que está pasando en estos momentos en Perú y para muchos resultará poco atractivo preocuparse por las conversaciones técnicas y políticas que se realizan en estos momentos en la sede de la COP 20. Sin embargo, preocuparse por el cambio climático no es solo una cuestión de presidentes, ministros, científicos o especialistas, pues sus efectos ya los estamos sintiendo todos.

Las inundaciones cada vez más frecuentes, las sequías severas, los problemas de escasez de agua, la disminución en la producción de las cosechas son parte de las transformaciones que se están dando en el planeta por las variaciones del clima.

Nota 1 - foto 2Estas situaciones nos tocan directa o indirectamente. Alguno de nosotros ya ha tenido que enfrentar una inundación. En el campo se pierden cosechas porque las lluvias no llegan a tiempo. Hay ciudades y países que ya tienen graves problemas de agua y otros con escasez de alimentos.

Entonces, las decisiones que se tomen en los próximos días nos conciernen a todos, pues de los acuerdos económicos, sociales y políticos que adopten los representantes de todos los países del mundo presentes en Lima, dependerá cómo será nuestra vida en los próximos años.